LA CIGÜEÑA DE SAN BLAS

“Por San Blas, la cigüeña verás”, reza el dicho popular y ha llegado el día, pero a ver dónde nos ponemos para sorprendernos viendo una volar nuestros cielos. Estoy convencido que nos gustaría seguir con los ojos el planeo de cualquiera de estas aves sobrevolando nuestras casas, pero el refrán no se cumple desde hace décadas… y éstas ya ni vienen de París.

Hace años, por aquellos tiempos que ya quedaron atrás y que no sabemos a ciencia cierta si fueron mucho mejores que éstos otros, la cigüeña criaba aquí y con la llegada de los fríos del periodo invernal migraba al sur del Sáhara para regresar por estas fechas, anunciando una primavera próxima a suceder y haciendo bueno nuestro apreciado refranero.

Hoy ya no emigran, invernan en sus nidos sobre los troncos de los árboles secos y los tejados, las espadañas y los campanarios de las torres de nuestras iglesias; su población ha aumentado gracias a la copiosa comida que encuentran en los basureros de los alrededores de los núcleos urbanos y tristemente ya no cumple con la tradición de su esperado regreso.

Da igual, porque con la llegada del mes de Febrero volvemos a desempolvar nuestras sentencias populares y en torno a la devoción al santo obispo -uno de los más populares de la Edad Media, abogado eficaz y uno de los catorce santos protectores, ya que se le atribuye el cuidado de las dolencias de la garganta, la nariz y el oído-, celebramos las tradiciones típicas con la bendición de las cintas o los cordones rojos de algodón y los dulces o gargantillas de San Blas, tal y como aún se mantienen en numerosas localidades de España.

Eso sí, por encima de todo algo vamos a saber agradecer seguro en este día porque no ha dejado de cumplirse cada año para satisfacernos con mucho gusto y no es otra cosa que “en llegando San Blas, hora y media más”. Y así es, dicho esto y siguiendo con la paremiología, “pongamos pan y vino en la alforja, que día no faltará.”

 ¡Y que San Blas nos proteja!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en FIESTAS POPULARES, TRADICIONES. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a LA CIGÜEÑA DE SAN BLAS

  1. Merche dijo:

    San Blas y “Resanblas” celebran en algunos rincones manchegos o lo que es lo mismo: una romería que da la bienvenida a las cigüeñas que vuelven como anticipo del buen tiempo que está por llegar. Ahí cobra ese sentido ese refrán con el que terminas tu post. Esta tierra es así: tradición y fiesta. ¡Y que no falte Enhorabuena por tu blog, que seguiré.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s